CARDO MARIANO EN LA DIABETES.

CARDO MARIANO Y DIABETES.

Estudios hechos al Cardo Mariano o Silimarina del Instituto de Plantas Medicinales de Teherán nos revelan lo siguiente:
Una terapia con hierbas usada por miles de años ayudaría a controlar los niveles de azúcar en sangre en las personas que padecen diabetes tipo 2 y reducir el nivel de glicación, es decir, la cantidad de hemoglobina que se encuentra unido a moléculas de glucosa. La glicación es un proceso dañino que en los diabéticos se produce a niveles elevados y es causante de numerosas complicaciones de esta enfermedad, entre ellos problemas visuales y daños a los nervios.
En el estudio relacionado con la diabetes se encontró que tras cuatro meses en una dosis de 200 a 300 miligramos de silimarina tres veces al día los pacientes de diabetes tipo 2 lograron una considerable reducción en sus niveles de glucosa en la sangre.
Además registraron reducciones significativas en otras medidas tales como la de la hemoglobina glicosilada, el colesterol total y el colesterol LDL (el llamado “colesterol malo”) y los triglicéridos.
Al final del estudio, las personas en el grupo que recibió la silimarina tenían niveles reducidos de glucosa en sangre en relación con registros previos.
“Los resultados son muy alentadores, y ahora necesitamos hacer más estudios, este trabajo muestra que la silimarina podría jugar un rol importante en el tratamiento de la diabetes tipo 2″, dijo Fallah Huseini, quien trabaja para el Instituto de Plantas Medicinales de Teherán.
*Los resultados del estudio fueron publicados en la revista Phytotherapy Research.
Estudio hecho por el Centro Anti-Diabético del Hospital Monfalcone en Gorizia, Italia, Tratamiento de (12 meses) con el antioxidante (silimarina) efectivo en pacientes diabeticosVelussi M, Cernigoi AM, De Monte A, Dapas F, Caffau C, Zilli M.
METODOS: Un estudio controlado de 12 meses con dos grupos de pacientes diabéticos. Un Grupo (n=30) recibió 600 mg de silimarina por día mas su terapia normal, el otro grupo (n=30) recibió solo su terapia normal. Los parámetros de eficiencia fueron medidos regularmente durante el estudio, incluyendo niveles de glucosa diarios, hemoglobina glicosilada (HbA1c) .
RESULTADOS: Hubo una disminución significativa (p<0.01) en los niveles de glucosa en sangre, en la glucosa diaria, en el péptido-C y en los niveles diarios de HbA1c después de 4 meses de tratamiento en el grupo tratado con silimarina.
Mientras que el grupo no tratado con silimarina mostró un incremento de (p<0.05) en los niveles de glucosa en sangre y en su requerimiento de estabilización de glucosa.
Conclusiones: Estos resultados demuestran que el tratamiento con silimarina reduce la lipoperoxidación de las membranas celulares y la resistencia a la insulina , disminuyendo significativamente la glucosa en sangre.
PMID: 9126802 [PubMed – indexed for MEDLINE]
Universidad Autónoma Metropolitana
La doctora Soto Peredo en su estudio de la silimarina explica que en la diabetes mellitus, sea de tipo 1 ó 2, hay una falta de secreción de insulina. “En la tipo 1 (insulino-dependiente) existe una destrucción progresiva de las células beta productoras de insulina, que en condiciones normales se generan en los islotes pancreáticos (llamados de Langerhans); mientras que en la tipo 2, uno de los trastornos característicos es una alteración en la secreción de esta hormona”.
Asimismo, indica que en la bibliografía médica se ha reportado que los radicales libres (causantes de daño y muerte celular) juegan un papel muy importante en el origen de la diabetes, pues “hay un aumento que proviene de la auto oxidación de la glucosa y del metabolismo”.
Refiere que al realizar una búsqueda bibliográfica sobre estos aspectos encontró que la Silimarina, un flavonoide extraído del Cardo Mariano Silybum marianum, presenta propiedades antioxidantes (contra radicales libres) y regenerativas en células hepáticas. Por tal razón, la especialista decidió probarla en un modelo experimental de diabetes mellitus.
Para su experimento eligieron ratas Wistar macho a las que dividieron en seis grupos luego de haberles aplicado aloxana, un compuesto que tiene la propiedad de provocar necrosis en las células beta, “por lo que al faltar esta hormona se producen en la rata síntomas y alteraciones orgánicas muy semejantes a las que se presentan en la diabetes humana”, indica la doctora Soto Peredo.
El grupo de ratas que recibió Silimarina presentó notables mejorías, entre las que sobresale la recuperación de las células pancreáticas productoras de insulina, un incremento en el nivel sanguíneo de esta hormona, una reducción del nivel de glucosa, así como un aumento en la actividad pancreática de las enzimas que protegen al organismo de los radicales libres, e incluso la rehabilitación total del animal.
A partir de estos resultados, las evidencias sugieren que la Silimarina no sólo tiene un efecto protector (por ahora, en la enfermedad producida por aloxana), sino que también permite una recuperación de la función glandular del páncreas, de tal forma que ofrece una innovadora alternativa en el tratamiento de la diabetes mellitus.
La Doctora Claudia Angélica Soto Peredo descubrió que la SILIMARINA:
I) Regenera las células-ß (beta), -producen insulina en el páncreas: diabetes insulino-dependiente,
II) Restablece el gradiente normal de la glicemia sanguínea: baja el azúcar en sangre,
III) Permeabiliza la célula otra vez a la insulina: diabetes insulino-resistente.
Lo anterior da a entender que la SILIMARINA beneficia a todos los tipos de diabetes.
*Este revolucionario descubrimiento la hizo acreedora al premio Canifarma 2003.
Smart Publications (Libros de Salud).

Tratamientos Naturales Diabetes – Obtenga más información sobre Tratamientos Naturales

Diabetes Madrid. Tratamiento de la diabetes en Madrid. Tratamiento Natural de la diabetes en España. Tratamiento Natural de la Diabetes Madrid

Tratamientos Naturales Diabetes – Obtenga más información sobre Tratamientos Naturales

El tratamiento natural de la diabetes es adecuado para los dos tipos de diabetes. Casi la mitad de la población de adultos en la edad media sufre de diabetes y la tasa de diabetes sigue incrementándose sin parar y cada vez a un ritmo mas acelerado. Aunque la diabetes no es mortal, las otras enfermedades que pueden desarrollarse debido a la diabetes pueden ser potencialmente devastadoras, algunos ejemplos pueden ser la enfermedad renal, ceguera, y la posible la muerte.

Es necesario que Ud. consulte a su médico y la implementación de una cura natural para la diabetes, tanto en el tratamiento tradicional y el tratamiento natural debe ir de la mano de sus médicos para obtener resultados óptimos.

Esto significa que usted no debe reemplazar totalmente al médico diabetologo y al medico naturista u homeópata de la diabetes. En casi todos los casos, la dieta y el equilibrio nutricional pueden prevenir la diabetes. Los alimentos y los nutrientes también han demostrado que curan la diabetes, o mejor dicho, invertir el efecto de la diabetes en el cuerpo. Hoy en día, hay más personas que son diagnosticadas con diabetes, y también hay un número creciente de personas que buscan tratamiento natural o biologico para la diabetes ayudandoles a llevar una vida más sana y mejor.

El Tratamiento natural de la diabetes es una forma de naturopatía y de homeopatía que es un sistema médico alternativo. Este sistema se centra en la mejora de los sistemas naturales en el cuerpo. Se alienta a mantener una dieta saludable y un estilo de vida equilibrado, que se compone de ejercicios adecuados, y observar lo que come para mejorar la salud y el cuerpo en forma.

Como alternativa, también pueden probar la reflexología y masaje para mejorar su condición. Los masajes en general puede mejorar el bienestar y la salud de una persona. De este modo, los tejidos blandos de su cuerpo hacen que la sangre circulen mejor por todo el cuerpo, y también mejoran los sistemas nervioso y muscular en su cuerpo, aumentando su calidad de vida y su sensación de bienestar.

En sólo un año crecieron muy fuerte los casos diagnosticados de diabetes

En sólo un año crecieron muy fuerte los casos diagnosticados de diabetes

Son 366 millones en el mundo, un 30% más de lo previsto. El estilo de vida explica la suba.

 

El número de personas con diabetes en todo el mundo llegó a 336 millones, lo que representa casi un 30% más de lo que se calculaba para este año. Nuestro país marcha a la par de este incremento: entre 2005 y 2009 los argentinos con diabetes pasaron del 8,5% al 9,6%, según la Segunda Encuesta Nacional de Factores de Riesgo del Ministerio de Salud.

La tasa de crecimiento estaba prevista, pero no que explotase de este modo –se alarma el doctor Silvio Schraier, de la Comisión Directiva de la Sociedad Argentina de Diabetes–. El cálculo era que en 2025 habría 325 millones de personas con diabetes, y en 2011 ya estamos en 336 millones; y eso ocurre por los mismos motivos por los que se registra incrementos de obesidad, hipertensión, colesterol elevado y sedentarismo”.
Este año, más de 4 millones de muertes se atribuyen a la diabetes, lo que implica que una persona muere por esa causa cada 7 segundos. Y el gasto sanitario en la enfermedad ya se calcula en 465.000 millones de dólares. Las cifras fueron difundidas por la Federación Internacional de Diabetes y la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes durante el último congreso europeo de la especialidad.
El monitoreo de factores de riesgo en Argentina confirma que “aumentó, no el sobrepeso, sino la franja de obesidad propiamente dicha, y aumentó la cantidad de personas con colesterol elevado. Disminuyó la actividad física –la mayoría somos espontáneamente sedentarios–, y también el consumo de frutas y verduras. El único dato favorable es que disminuyó el tabaquismo”, señala Schraier.
La Segunda Encuesta reveló que el 90% de las personas con diabetes tiene el tipo 2 (que no necesita insulina para vivir); y casi todas tienen algún grado de obesidad. Esta tiene tanta importancia que, para algunos especialistas, casi no habría diabéticos si no hubiera obesos.
Docente de Nutrición de la UBA y médico de esa sección en el Hospital Italiano, Schraier subraya los efectos beneficiosos de las políticas públicas en los hábitos alimentarios, como la reducción de sal en el pan artesanal, de 2 a 1,6 gramos, “teniendo en cuenta que el 25% de la sal que consumimos los argentinos está en el pan. Ya hay unas 2.000 panaderías adheridas –cuenta–. Si todas se plegaran, habría un millón de eventos coronarios menos y mil muertes menos por año”.
Otra iniciativa, que comenzó este año, apunta a la eliminación de las grasas trans, presentes sobre todo en los productos panificados y de copetín, y en algunas coberturas. “Son grasas que se obtienen a partir de la industrialización del aceite, que por más de 30 años se las consideró saludables para el corazón y las arterias, y que desde hace poco se sabe que no sólo no son benéficas, sino nocivas”, explica Schreier.
El Ministerio de Salud estima que el 70% de la industria alimenticia ya reemplazó las grasas trans, y ha puesto el plazo de 2014 para eliminar las restantes o dejar de fabricar esos productos. Entretanto rige la obligación de incluir su contenido en el envase. No obstante, el diabetólogo considera que “no hay suficiente información a la población”.
En Argentina, casi uno de cada diez adultos es diabético. No hay datos oficiales sobre el incremento de la enfermedad en menores de edad, pero “en el consultorio vemos un incremento leve de la diabetes de tipo 1, y un incremento notable del tipo 2, relacionada con la obesidad y el sedentarismo. El nene que antes jugaba a la pelota, ahora se sienta frente a una computadora. Ver televisión estimula menos el sedentarismo que la computadora: como tiene cierto papel activo, queda mucho más tiempo hipnotizado. A eso se suman la ocupación de los padres, los temores a que juegue en la calle, y los hábitats pequeños”.
El profesional pone como ejemplo positivo los quioscos saludables en las escuelas de Rosario, donde se comenzó por las escuelas públicas y luego se sumaron las privadas. “Tenían el miércoles libre para comprar golosinas tradicionales, y los mismos alumnos pidieron que todos los días fueran saludables”, destaca. Los chicos, agrega, retransmiten estos hábitos a su familia.
¿Hay algún modo para combatir masivamente la diabetes? Schraier piensa que sí: “Unificar los esfuerzos en ministerios de cada provincia, más ONGs, más asociaciones de profesionales, más asociaciones de pacientes y familiares de pacientes, para finalmente caer en algo que suena muy sencillo, que es alimentarse más saludablemente y moverse más”.

Por SIBILA CAMPS

Más información